Pilates: ¿Conoces todos sus beneficios?


Much@s ya conoceréis los beneficios que aporta el Pilates por experiencia propia. Es posible que hayáis comenzado a practicarlo por recomendación de un amigo o amiga, por convicción propia, porque notabais que no os encontrabais a gusto con vuestro tono físico, o quizás incluso por prescripción médica. En cualquier caso, el método Pilates se ha popularizado de forma muy importante en los últimos años y se ha convertido en una de las actividades físicas más realizadas.

Lo que sí es cierto es que si practicas el método Pilates con regularidad (tanto el Pilates con máquinas como el de suelo) conseguirás importantes mejoras en el tono muscular. Eso es así. Y no debéis hacer caso de quienes afirman que la actividad física que requiere el Pilates es baja; nada de eso. Tampoco vas a sudar “a mares, pero te exigirá y por lo general realizarás una actividad media-alta.

Los ejercicios son pausados y controlados y tienen diferentes dificultades e intensidades. Por otro lado, hay que tener claro que lo importante es realizarlos correctamente y no con mucha asiduidad. El caso es avanzar poco a poco.

Es importante concentrarnos mucho en cada uno y repetirlos despacio entre 5 y 8 veces, forzando y relajando los músculos.

Esta actividad puede complementarse con otras cardiovasculares, tales como caminar, correr, bailar o nadar. También con otros de resistencia y tonificación; de esta forma tu entrenamiento será muy completo.

El Pilates tiene muchos beneficios. Estos son:

– Fortalece la musculatura, especialmente la abdominal y la de la espalda.

– Fortalece la pelvis. Es importante después de un parto, tanto para el control de esfínteres como para las relaciones sexuales

– Te ayudará a corregir la postura de la espalda y prevendrás dolores en esta parte del cuerpo.

– Mejorará tu flexibilidad y elasticidad.

– Mejorará tu coordinación y equilibrio.

– Reaprenderás a respirar, aumentando tu capacidad pulmonar.

– Gracias a los ejercicios de concentración y respiración, reducirás tu nivel de estrés de forma importante.

– Previene lesiones musculares.

Además, practicando Pilates aprenderás a conocer mucho mejor tu propio cuerpo y a quererlo más a medida que tu estado físico vaya mejorando.

¿Y tú? ¿Te animas a practicar Pilates?


Deja un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.