Practicar deporte es perfecto para combatir el estrés postvacacional


La vuelta a la rutina después de las vacaciones es una fuente de estrés para gran parte de la población. De hecho, casi 7 se cada 10 personas reconoce sufrir el llamado “estrés postvacacional”, según un estudio de la empresa Ahora Health. El estrés postvacacional se manifiesta en desgana, tristeza o apatía, dependiendo de los casos, y estas manifestaciones pueden alargarse hasta un mes.

El estrés es un proceso natural y responde a nuestra necesidad de adaptarnos al entorno. Si se prolonga mucho en el tiempo puede llegar a ser muy perjudicial. El ser humano es muy sensible a los cambios y la dificultad para esa adaptación es lo que provoca el estrés.

Para combatirlo recomendamos la práctica de actividades deportivas adecuadas que no sean excesivamente exigentes. Está más que demostrado que la actividad física reduce los niveles de estrés en el organismo y no realizar deporte alguno los incrementa, ya que no liberamos enforfinas. No existen los milagros, pero practicando deporte nos sentimos mejor, nuestro cuerpo funciona mejor y la fatiga diaria es menor. Ya solo por ello ya estamos disminuyendo nuestra carga de estrés.

Así, recomendamos la combinación de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos. La combinación de  actividades como correr y nadar con yoga o pilates es perfecta para eliminar la ansiedad y el estrés, sentirnos mejor en el día a día y, con ello, rendir de forma más eficiente en el trabajo.

En lo relativo al ejercicio aeróbico (caminar, correr, nadar, montar en bicicleta), es recomendable practicarlo con una intensidad moderada entre 30 y 60 minutos al día al menos entre 3 y 5 días por semana.

Respecto a la realización de actividades como yoga o pilates, recomendamos realizarlas acompañados de profesionales cualificados, que nos guiarán de forma adecuada para conseguir nuestros objetivos.


Deja un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.